Image Alt
 • Moda  • LOS SÍ Y LOS NO DE LAS SANDALIAS FLAT

LOS SÍ Y LOS NO DE LAS SANDALIAS FLAT

Tiempo atrás jamás nos hubiésemos imaginado usándolas. Tenían un mal prestigio pero hoy, las sandalias flat, con plataforma y tipo chunky están en todas partes y nos encantan porque son cómodas y nos permiten ganar un poco de altura. Si bien han conservado su esencia rústica, con correas gruesas y aplicaciones como hebillas, vienen en distintos materiales y colores que han refinado su apariencia. 

Ideales para ocasiones casuales, actualmente, estas sandalias no son las indicadas para llevar al trabajo pero sí en situaciones más distendidas. 

Sin embargo, al ser un tipo de calzado de características masculinas y rudimentarias, es importante tener en cuenta que hay prendas con las que se verán increíblemente onderas y otras combinaciones con las que chocarán y que es mejor evitar. 

SÍ. Vestidos y faldas. Como su naturaleza es relajada y casual, las sandalias flat se llevan increíble con vestidos y faldas siempre y cuando estos sean anchos, en coherencia con su esencia distendida y simple. Si es así, eres libre para experimentar, ya que si el vestido es un poco más glamoroso, este calzado bajará su elegancia, convirtiendo tu outfit en un acierto casual. 

SÍ. Jeans y pantalones anchos. Otra prenda fundamental del clóset casual son los jeans. Siguiendo la vibra cool inherente de este tipo de zapatos, un par de jeans desteñidos o con algunas roturas serán un match perfecto. Con denim oscuro también funcionará pero recuerda que los tonos como negro o azul marino son más formales, por lo que es ideal que éste tenga una basta descocida o algún rasgo más casual. Lo importante es que sean de corte recto, cigarette o mom. Ni muy anchos, ni muy apretados. 

SÍ. Shorts. Una combinación fantástica para estas sandalias, en diferentes telas y colores, sobre todo en jeans y en el corte paper bag, tan de moda últimamente. Si son shorts de tela, es importante que esta sea opaca y si tiene brillo, que sea en detalles como aplicaciones. Con lentejuelas o telas metalizadas, este tipo de calzado puede verse demasiado opuesto. 

NO. Vestidos apretados. Al ser un calzado de aire masculino, estas sandalias desentonan con vestidos y faldas muy apretados, sobre todo de largo mini. Si bien hay prendas que conversan super bien siendo opuestas, no es el caso de las sandalias flat, cuya esencia es relajada y casual, oponiéndose a la ropa apretada que es más glamorosa y femenina. 

NO. Pantalones pitillo. La razón es bastante lógica: al tener correas gruesas y una plataforma con peso visual tipo ‘chunky’, tus pies se verán un poco más grandes, lo que puede generar un contraste no muy favorecedor si llevas pantalones muy apretados. Si eres de las que no se separa de sus pitillo, procura optar por una silueta más bien slim y llevarlos con algo que suavice y neutralice el peso visual, por ejemplo, con un kimono, un chaleco o polera de bordes asimétricos. 

NO. Faldas tubo. Esto es una mezcla de las dos razones anteriores. Primero, una falda tubo es una prenda super femenina que contrastará con el aire extremadamente masculino de las sandalias flat. Segundo, tu pie se verá mucho más grande, lo que será una contradicción a la delicadeza de la falda y por último, este tipo de prenda tiene un aire un poco más elegante, lo que se opone a la esencia casual de tus flats. Conclusión: es un no rotundo. 

ESCRIBE UN COMENTARIO