Image Alt
 • Belleza  • CÓMO CUIDAR TU CABELLO EN VERANO

CÓMO CUIDAR TU CABELLO EN VERANO

Febrero es para muchas el mes sinónimo de vacaciones. Estamos listas para desconectarnos y disfrutar del verano y sus días soleados que suelen subir nuestro ánimo. En la playa, campo o ciudad, nos mantenemos más activas y con más energía y a veces pasamos largos ratos expuestas al sol, cloro de la piscina o sal de mar.

Y aunque nosotros lo estemos pasando de maravillas, quizás nuestro pelo no esté muy de acuerdo. Lo cierto es que tal como cuidamos nuestra piel, también es fundamental hacerse cargo de nuestro cabello en esta época para mantenerlo saludable e hidratado. 

Sabemos que el cloro y la sal pueden tener un efecto nocivo. Pero el sol no se queda atrás. De hecho, rompe las puntas y aclara el color, de ahí la coloración características de las ‘surfer’ que resultó en el ombré californiano. Y cuando no se hace en el salón, no es tan glamoroso. 

Los rayos UVA y UVB modifican la textura y apariencia del cabello, oxidándolo, formando radicales libres y alterando la queratina, con lo que el pelo pierde elasticidad, se ve quebradizo, áspero y sin vitalidad. Además, el calor altera la cutícula, por lo que el pelo pierde agua, lípidos y pigmentos y con ello, su flexibilidad. 

Si tu cabello está tinturado, es naturalmente muy claro o muy fino, todos estos factores se acrecientan. ¿Qué hacer? No entrar en pánico y aplicar los siguientes consejos. 

Usar sombrero. Tal como en el caso de la piel, la protección más efectiva es tapar la zona con una barrera física, lo que es especialmente importante en los niños y gente que sufre de alopecia. 

Cambia de shampoo. En verano, usa uno con más propiedades hidratantes e idealmente sin sal. 

Hidratar. Cuando el cabello está hidratado puede enfrentar de mejor manera las agresiones externas a las que se somete en esta época. Es recomendable cambiar el acondicionador por mascarilla porque es un tratamiento más intensivo y tendrá un efecto más hidratante. Si puedes envolver tu pelo en papel aluminio o en un gorro de plástico mientras tienes el tratamiento puesto, mejor aún, ya que los ingredientes penetrarán mejor con el calor. 

Enjuágate con agua fría. Es muy beneficiosa para el cabello porque mejora la circulación en la zona, activando los folículos, ayuda a eliminar residuos y resulta en un pelo más brillante. 

Usa protector solar. Existen productos específicos con factor solar para el cabello, generalmente formulados en spray y que aportan con un potente nivel de hidratación. 

Ducharse antes y después de la piscina o el mar. El pelo es poroso y absorbe agua, por lo que si te mojas el pelo antes de entrar a la piscina o mar, el poder de penetración de la sal o cloro es menor. Así mismo, es importante retirar los residuos posteriormente. 

Evitar plancha, onduladores y secador. Lo mejor es dejar secar tu cabello al natural o aplicar un protector de calor si vas a usar estas herramientas. 

Aplica aceite a diario para combatir la resequedad. Además, puedes aplicar aceite de coco la noche antes de lavarte el cabello. Dormir con esta mascarilla hidratante por naturaleza, lo dejará increíble. Es importante tener en cuenta que los aceites se aplican idealmente en la noche para evitar que el pelo se ‘fría’ con el sol. 

Cortarse las puntas. Antes de que empiecen las vacaciones, cortar la melena sirve para fortalecerla y evitar que las puntas se abran. Algunos expertos hablan de cortar solamente lo necesario ‘saneando’ el cabello y otros de 5 cm como una cantidad ideal. 

¿Qué hacer con la coloración? Si tienes mechas, ombré o balayage, puedes teñirte antes de ir de vacaciones pero no el día anterior, sino unos días antes para que los lavados asienten y fundan el tono. En cuanto a ese mito de oscurecer el rubio antes de ir a la playa, no es siempre una buena idea. Lo ideal es no hacer cambios en la coloración habitual ya que puede afectar la reacción del cabello ante las agresiones del verano. Los expertos recomiendan hacer este tipo de cambios una vez pasadas las vacaciones para aprovechar de corregir los estragos  de la temporada.

ESCRIBE UN COMENTARIO