Image Alt
 • Belleza  • AROMATERAPIA PARA RELAJARSE EN CASA

AROMATERAPIA PARA RELAJARSE EN CASA

7 de la tarde y terminaste tu jornada de teletrabajo pero por alguna razón, sigues con la sensación de que tienes mil cosas por hacer. Te cuesta desconectarte y dormir es una lucha. Es esa ansiedad trepidante a la que nos exponemos cuando trabajamos desde casa, en una situación de confinamiento y de pandemia, lo que no hace más llevaderas las cosas para nuestra salud mental. 

Por esto, es importante buscar herramientas que nos sirvan para calmar la angustia e invertir tiempo y si es necesario, recursos, en nuestro bienestar psicológico y emocional. Para ello es esencial aprender a desconectarse y una de las maneras más simples para poder hacerlo es a través de la aromaterapia. 

Utilizada de manera ancestral, se trata de una forma de tratamiento alternativo que se basa en el uso de aceites esenciales o líquidos aromáticos extraídos de plantas, cortezas, hierbas y flores, con el fin de  mejorar el bienestar psicológico. 

Aunque el uso de plantas y hierbas para fines terapéuticos ha sido utilizado de manera ancestral, fue en 1910 cuando el químico René-Maurice Gattefosé se quemó una mano y afirmó haberla tratado eficazmente con aceite de lavanda, lo que llevó a investigar en profundidad sus componentes, siendo uno de los fundadores de la aromaterapia. Posteriormente,  Jean Valnet, cirujano de la armada francesa durante la Segunda Guerra Mundial, utilizó aceites esenciales como antisépticos para tratar a los soldados heridos, publicando en 1964 el libro Aromathérapie, obra considerada como fundamental para esta disciplina.

Aunque no hay evidencia científica respecto a su poder curativo, si existen investigaciones que han corroborado que puede ayudar a reducir los niveles de ansiedad en el proceso del parto y en los pacientes con cáncer, por lo que se considera una terapia complementaria, ideal para utilizar junto a tratamientos convencionales o como un apoyo en caso de molestias leves. 

La aromaterapia trabaja con extractos que pueden ser frotados en la piel, ingeridos o añadidos al baño pero la manera más segura y común de experimentar sus beneficios, es a través de la inhalación. Y es que cada vez que un aroma es detectado por nuestra nariz, estimula los nervios olfativos, conectados con el hipotálamo y sistema límbico, encargado de la regulación de las emociones básicas. 

En este marco y al existir un vínculo directo entre lo que olemos y nuestro estado anímico, algunos aceites tienen un efecto calmante y otros, estimulante. 

Para despejarte después de una jornada intensa, los aromas recomendados son los siguientes: 

Lavanda. Relajante y sedante. Regula la hipertensión arterial, alivia  dolores de cabeza por tensión o estrés y es especialmente calmante para las mujeres después del parto. 

Bergamota. Alivia el estrés, restablece el apetito, alivia la depresión y la ansiedad. 

Limón. Su aroma refrescante reduce el cansancio mental, alivia el estrés, estimula la concentración y mejora la circulación.

Rosas. Tiene propiedades calmantes, que disminuyen la ansiedad y estrés. Alivia dolores de cabeza, mejora el estado de ánimo, el sistema circulatorio, linfático, y  reduce las molestias menstruales. 

Jazmín. Ideal para episodios de angustia, apacigua los síntomas de la depresión, transmite optimismo, relaja los músculos y mejora molestias en articulaciones. 

Una manera segura de utilizar estos aceites es disolviendo un par de gotitas en agua hirviendo o en un difusor especial para aceites aromáticos. En este sentido, hay que tener cautela puesto que los aceites son altamente concentrados y si se aplican de manera tópica pueden irritar la piel y ser especialmente tóxicos para mascotas y mujeres durante el primer trimestre de embarazo, por lo que es fundamental acudir a un especialista si se desea aplicar en la piel. 

ESCRIBE UN COMENTARIO