Image Alt
 • Lifestyle  • Activa el modo Hygge

Activa el modo Hygge

Invierno, café o chocolate caliente, tu mascota, una buena película, un sillón cómodo y tu manta favorita. Ese sentimiento acogedor y que nos remite al hogar está directamente relacionado con la palabra hygge, un concepto ideal para poner en práctica en estos días fríos en los que aún vivimos el confinamiento y más que nunca, necesitamos vivir el presente, agradecer y disfrutar de pequeños detalles.

Se trata de un término danés que en 2016, estuvo a punto de ser la palabra del año designada por Oxford Dictionaries y apunta a un sentimiento o momento, sólo o con amigos, en casa o fuera de ésta pero es extraordinariamente acogedor y especial.

Viene de la palabra ‘hyggja’, que significa ‘pensar’ en la antigua lengua nórdica. También se dice que se deriva de la palabra ‘hugge’, abrazo, que en su forma más antigua, ‘hygga’, tiene que ver con el confort y el estado de ánimo.

En un país de crudos inviernos, con muy pocas horas de luz en dicha estación, hygge es una forma que los daneses encontraron para celebrar momentos y romper con la dureza y la superficialidad, donde el simple acto de encender una vela y disfrutar de un café hace una gran diferencia en nuestro estado de ánimo. De hecho, en Dinamarca, los médicos recomiendan “té y hygge” para combatir el resfriado.

No hay una traducción literal al español, ni siquiera al inglés pero en teoría no es necesario aprender a estar en modo hygge, adoptarlo como una filosofía ni comprar nada, ya que el término remite a momentos. Sin embargo, hay factores que remiten más fácilmente al concepto, como todo lo que sea cómodo, genere intimidad, se sienta familiar, amigable, entregue un aura de protección y acogimiento.

Según Meik Wiking, autor del libro The Little Book of Hygge: Danish Secrets To Happy Living (El Librito de Hygge: Secretos Daneses para una Vida Feliz), estos son algunos elementos que ayudan a armar un ambiente perfecto y activar el modo hygge.

  • Unos calcetines calentitos, tus regalones. No hay nada como mantener los pies cálidos durante un día frío.
  • Una manta con una textura agradable y que te brinde calor. Probablemente, ya tienes tu favorita
  • Asegúrate de tener tiempo, no estar apurada y concentrarte en los pequeños placeres de la vida
  • Mantén la vibra old school , prefiere juegos de mesa a los de computador
  • Velas. Cuando a los daneses les preguntas qué asocian con hygge, el 85% te dirá velas
  • Tu ropa de casa. Un sweater, leggins, el pelo recogido, esos pantalones que no usas en público pero son tus favoritos
  • En Dinamarca, el consumo de carne, pastelería y café es directamente asociado a hygge. Con esto, el autor se refiere a darse un break de las exigencias
  • Combinar todo esto con actividades relajantes como ver una película o leer un libro, acariciar a tu mascota o salir a caminar, que también puede ser muy hygge si estás cómoda, sin frío y dispuesta a apreciar los detalles del camino.

En el contexto actual, esta experiencia puede ser altamente enriquecedora, puesto que en medio de tiempos complejos, nos enfoca en lo positivo y lo que nos conforta, mantener la atención en detalles en los que quizás antes no reparábamos y bajar el ritmo para disfrutar lo que tenemos en el presente.


Contenido desarrollado por: 
Mane Campos
ESCRIBE UN COMENTARIO